Inicio
 Viernes,  28/11/2014     AgrandarReducirReiniciar
 
 
4 DE AGOSTO DÍA DE LA GUARDIA NACIONAL PDF Imprimir
Lunes, 04 de Agosto de 2014

ImageTal día como hoy 4 de agosto de 1937, por disposición del Presidente Eleazar López Contreras, se crea la Guardia Nacional, cuyos hombres prestan innegables servicios a la Patria. Nace, en su primer intento, para servir de custodia a los miembros de nuestro primer Congreso de 1811.

Posteriormente, en Angostura, el general Carlos Soublette decreta en 1821 la creación de una Guardia Nacional, pero su duración fue efímera.

Hoy en día son las Fuerzas Armadas de Cooperación mejor conocida como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), es uno de los cuatro componentes que conforman la Fuerza Armada Nacional de Venezuela, y su lema es «El Honor es nuestra divisa».

El 10 de marzo de 1810, la Junta Suprema de Caracas recomienda por bando crear un cuerpo armado para la salva y custodia del Congreso, lo que se materializó el 9 de marzo de 1811 al crearse una compañía denominada Guardia Nacional. Más tarde, el 26 de julio, se le atribuye, además, un Servicio Rural para proteger a los propietarios de tierras y evitar robos y crímenes. Debido a la pérdida de la I República, esta efímera Guardia Nacional es olvidada por carencia de recursos. Sin embargo, en 1820 vuelve a resurgir en el panorama Independentista, con el triunfo de las armas en Carabobo.

Los años pasan, la Gran Colombia que soñó Bolívar se disuelve, las guerras fraticidas convulsionan al país y con ellas, en 1839, desaparece esta primera GN. Es entonces bajo la Presidencia del general José Antonio Páez cuando se le pone el ejecútese, el 4 de mayo de 1841, a una nueva Guardia Nacional de Policía, que se encargaría de la seguridad y el orden, especialmente del medio rural, y como funciones complementarias tendría que vigilar y custodiar a los presos, proteger la vida de las personas y sus propiedades.

Una vez más la historia se repite cuando la nación queda escasa de fondos para atender gasto de guerras civiles y el 12 de marzo de 1847 es derogada la ley de su creación, con lo que feneció la Guardia Nacional que había creado El Centauro del Llano (José Antonio Páez).

La República afrontó innumerables convulsiones políticas, guerras civiles, el caudillismo desaparece y situaciones varían. El desarrollo de la industria petrolera, a partir de 1925, repercute favorablemente en el auge económico, cultural y social y, por consiguiente, en el desarrollo integral del país. Sin embargo sucedieron hechos que marcaron el desarrollo de la historia de Venezuela, surgieron manifestaciones callejeras, proliferación del abigeato, del cuatrerismo, aumento de la delincuencia, intensificación del contrabando por las fronteras del país. Frente a esta situación el presidente del país se dirige a sus jefes de estados manifestándoles la necesidad de crear una Policía Rural a caballo, a pie o en vehículo, a fin de defender y preservar el hogar venezolano, las garantías individuales y la propiedad. Después de largas y polémicas conversaciones de cómo estructurar dicho cuerpo, Don Rufino Blanco Fombona, poeta, escritor y diplomático venezolano, le sugirió al general López Contreras la idea de crear un cuerpo semejante a la Guardia Civil Española.

En junio de 1936, los gobiernos de Venezuela y España convinieron en que una misión de este último país viajaría a la nación venezolana para establecer, instruir y poner en servicio un cuerpo similar al de la Guardia Civil Española. Estas ideas se materializaron el 17 de septiembre de 1936 al decretarse la creación de la Escuela del Servicio Nacional de Seguridad. Fue en octubre de 1936 cuando quedó inaugurada oficialmente la Escuela de Policía Nacional, con sede en la Mansión Villa Zoila la cual quedó acondicionada para albergar los 136 alumnos, bajo la dirección del coronel Aniceto Cubillán, con los cuales se formarían los dos cursos que funcionaron el primer año de labores de la escuela: 100 alumnos para el Curso de Guardia Nacional y 36 para el Curso de Investigación.


Egresaron al año siguiente, pasaron a ser funcionarios del Servicio de Seguridad. En el mismo mes de octubre de 1936 llegó la comisión de la Guardia Civil Española integrada por los capitanes Cecilio Marrero Suárez y Mario Luís Ponce, el suboficial Ramón Ayape y los ciudadanos Gregorio Rajal y Martín Cabanilla y elaboran la cartilla del Guardia Nacional, que viene a ser el catecismo profesional de los futuros miembros de la institución.

Se puede señalar que el decreto del 17 de septiembre de 1936 que determinó la creación de la Escuela del Servicio Nacional de Seguridad es el que marca la formación del recurso humano, pero el que le da el carácter legal a la Guardia Nacional Bolivariana es el decreto del 4 de agosto de 1937. A partir de ese momento, la Guardia Nacional Bolivariana  adquirió operatividad en todo el territorio nacional para ejecutar sus objetivos principales: mantener el orden público y el resguardo de nuestras fronteras.

En la actualidad, la Guardia Nacional Bolivariana  tiene su sede principal en la Quinta Las Acacias, ubicada en el Paraíso, frente a la Plaza Madariaga, en Caracas. Este contingente castrense es, hoy por hoy, una institución militar fortalecida, respetada y necesaria al servicio permanente del pueblo venezolano; obediente y garante de lo consagrado en la Constitución y demás leyes de la República Bolivariana de Venezuela, con una proyección de carácter universal.

La Guardia Nacional Bolivariana conduce las operaciones exigidas para el mantenimiento del orden interno del país, coopera en el desarrollo de las operaciones militares requeridas para asegurar la defensa de la nación, ejerce las actividades de policía administrativa y de investigación penal que le atribuyan las leyes, así como participa activamente en el desarrollo nacional, en el territorio y demás espacios geográficos de la República Bolivariana de Venezuela.

Reciba la Guardia Nacional Bolivariana  de Venezuela, en las personas de sus integrantes constituida por el personal de Tropa Alistada, Guardias, Clases, Suboficiales, Profesionales de Carrera, Oficiales subalternos, Oficiales Superiores, Oficiales Generales, entre otros todas las más cálidas, sinceras y merecidas felicitaciones de quienes agradecidos por sus servicios hoy nos encontramos orgullosos de ustedes.


 

Prensa Fundación Samuel Robinson.

 
< Anterior   Siguiente >
Encuestas
Considera importante los logros de la Misión Robinson en el paí­s???
 







 
Top! Top!